Arelí y Azael son una pareja muy peculiar, desde que los conocí me llamó la atención sus personalidades, me tocó compartir un día llenos de muchas emociones, gracias por permitirme captar su historia, la boda se llevó a cabo en Hacienda Herradero Viejo y el maquillaje de la novia lo realizó Sandra Pizano